Gobierno garantiza que en República Dominicana no operan bandas haitianas

El Gobierno informó la noche de este jueves que la situación de un dominicano apresado por la Policía Haitiana acusado de pertenecer a varias bandas de secuestradores se trata de un caso aislado y garantizó que en República Dominicana no operan estos grupos delictivos.

Señaló, en un comunicado difundido por el vocero y director de Estrategia y Comunicación Gubernamental, Homero Figueroa, que el individuo nombrado como “Molaï Ortiz Mieses” es un prófugo de la justicia y que lleva más de 10 años fuera del país. 

El documento precisa que, de acuerdo a los organismos de inteligencia nacionales, Luis Alejandro Ortiz Mieses (Alias Molaï), aparece registrado como dominicano en la base de datos de la Junta Central Electoral (JCE), nacido en fecha 29/12/88, en el municipio de Guerra, provincia Santo Domingo. Su identidad fue confirmada por comparación de huellas dactilares y sus familiares, quienes aseguran no han tenido contacto desde hace diez años, precisó.

Ortiz Mieses fue declarado como prófugo de la justicia dominicana, desde el año 2013, por participar en el secuestro de un comerciante en el municipio de Guerra, provincia Santo Domingo. 

No hay más dominicanos en bandas

El comunicado señala que en los informes de los organismos de inteligencia nacionales no identifican a otros dominicanos como integrantes de ninguna de las bandas activas en territorio haitiano.

Del mismo modo, indica que Haití no cuenta con la tecnología ni registros fiables para obtener información veraz sobre la identidad de los miembros integrantes de las diferentes bandas criminales y que la República Dominicana, en cambio, cuenta con un sistema de registro biométrico y otras tecnologías que permiten tener identificados a los principales cabecillas de las bandas que operan en Haití.

Esto en respuesta a un comunicado en el que la Policía Nacional de Haití describió este miércoles 22 de junio, las confesiones obtenidas en un interrogatorio realizado a “Molaï Ortiz Mieses”.

Las autoridades dominicanas garantizan que en el territorio nacional no operan ninguna de las bandas haitianas y que el caso actual se trata de un hecho aislado de un prófugo que reside desde hace unos diez años en territorio haitiano.

Read Previous

Senadores aprueban dos préstamos ascendentes a los 100 millones de dólares

Read Next

El cuerpo de John McAfee sigue en una morgue de Barcelona un año después de su muerte

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *